Hay una gran variedad de bares y pubs en Lisboa, y los visitantes no deben perderse los mejores que están en el Bairro Alto. Tanto si estas buscando un bar de vinos más tradicional o una elegante terraza para un tomar un cóctel, hay un bar para ti esperándote.

Entre las bebidas más solicitadas en los bares, la cerveza se lleva la palma. La marca portuguesa Sagres o la Super Bock son las más populares, esto es debido a su precio razonable (unos 2 euros la botella).

Pero a los consumidores cada vez les gustan más los cócteles, los más populares son la caipiriña y la caipirosca (una versión de la caipiriña con vodka) que rondan en torno a los 3 euros.

Los cócteles más sofisticados son más caros y los mejores son los que se encuentran en Cinco Lounge. Para probar las bebidas locales, entra A Ginginha al caer la noche o simplemente date una vuelta por el puerto en el Solar Vinho do Porto.

Para una experiencia única no te puedes perder Pavilhão Chines (el mejor lugar para sentarse y charlar). Un sitio para poder beber, pero también desayunar una de sus especialidades.

Estos son los bares que no puedes dejar pasar si estas en Lisboa.

A Tasca do Chico

Abierto desde 1993, es una parada obligatoria del circuito de fado de Lisboa, para artistas consagrados, o simplemente para cualquier persona que sienta la necesidad de cantar un fado acompañado por el sonido de una guitarra portuguesa. Recuperado de una antigua taberna, rodeada de decenas de pinturas, carteles, recortes y mesas y bancos, que no son suficientes para todo el que quiere escuchar un fado. Si desea escuchar un Fado Vadio (Fado cantado por no profesionales), tienes una cita los lunes y los miércoles.

By The Wine

Los vinos que se sirven aquí son elaborados en los alrededores de Lisboa, más específicamente en Azeitão, al sur de la ciudad. Está dirigido por una empresa fundada en 1834, por lo que los vinos de buena calidad están asegurados. Los vinos vienen acompañados de una tapa como algún ibérico. El espacio abovedado con miles de botellas que cubren el techo fue creado para parecer una bodega de vino y se divide en diferentes salas.

Bicaense

Este moderno bar es tranquilo y acogedor, siendo el responsable de convertir esta calle en una de las más concurridas de la noche en Lisboa. Es uno de los bares favoritos de la zona, especialmente por sus sesiones de jazz y sus noches de proyección de películas. Solía ser una tasca antigua, que fue convertida en un bar-cafetería. Tiene un mostrador de mármol y taburetes. En la sala interior, hay conciertos y DJ ' s que ponen música alternativa.

The Old Pharmacy

El nombre lo dice todo: este es un espacio que una vez fue una farmacia, y su decoración y su mobiliario permanece aún, aunque llenos de botellas de vino.
Pasando la puerta hay un pequeño espacio donde la decoración cambia a un estilo más asiático, y en ambos lugares puedes sentarte a tomar algo acompañado de una copa de vino de entre su gran variedad de marcas.