El queso y el café no son un maridaje tradicional, pero estos 7 tipos de quesos combinan deliciosamente con el café.
El queso es un alimento perfecto para el desayuno, al igual que http://tartazanahoria.com una porción de su fantástica tarta de zanahoria, así que ¿por qué no servirlo con el café? O incluso para merendar, junto con café o espresso.

Tomar café con queso

Barely Buzzed

¿Qué mejor queso para emparejar con el café que uno que está recubierto con café molido? El Barley Buzzed es un queso elaborado con leche de vaca que tiene una corteza recubierta de café y lavanda.

Los brotes de lavanda desprenden un débil sabor floral que es sorprendentemente sabroso con el sabor del café y el queso cheddar. El café que cubre la corteza es molido fina y aterciopeladamente, haciendo que la corteza sea agradablemente comestible.

Queso Gouda añejo

Cuando se combina el queso Gouda y el café, cuanto más viejo sea el queso, mejor. ¿Por qué? Un Gouda añejo, entre 2 y 5 años de edad, tiene sabor dulce y caramelizado que pueden mejorar tu taza de café. Es casi como emparejar el café con caramelo salado.

Piave Vecchio

Piave es un queso italiano que es como un pariente lejano del Parmigiano-Reggiano, con un sabor a nuez, ligeramente dulce y afrutado. Envejecido durante aproximadamente un año, la textura es ligeramente más suave que la del Parmigiano-Reggiano.

Ricotta

Un queso Ricotta de gran calidad con un sabor ligeramente dulce es como emparejar el café con nata montada. Cubrir el Ricotta con miel o virutas de chocolate, o untar Ricotta con mermelada en tostadas, es como tener café y postre.

Tomar café con queso

Queso Cheddar

La textura del queso Cheddar ligeramente suave coincide con la amarga y agradable textura del café y espresso. Cheddar también puede tener notas de nuez, que mejoran aún más el emparejamiento. El Cheddar puede envejecer por unos meses o por varios años. Cuanto más largo es el envejecimiento del queso, más complejo e intenso se vuelve su sabor.

Gjetost

Servir este dulce queso noruego con café es como servir un postre con café, es un emparejamiento natural. El queso se hace lentamente, cocinando el suero de la leche hasta que los azúcares de la leche se caramelizan. Gjetost realmente se parece a un gran cuadrado de caramelo y sabe como uno también.

Fenacho

Este queso elaborado con leche de cabra es semi-duro, y está salpicado con semillas de alholva confieren al queso un sabor de caramelo y arce. La combinación dulce-salada del queso de cabra y la alholva es una combinación sorprendentemente perfecta. Un bocado de Fenacho, y te engancharás. Fenacho está fabricado en las granjas de Tumalo, en Oregón.