Encontrar una cafetería en Madrid es sencillo, hay cientos de ellas, pero si estás buscando una experiencia más auténtica en la capital, estás en el lugar correcto.

Con sus grandes bulevares imperiales y sus copiosos teatros, palacios y monumentos, Madrid también está repleto de buenas cafeterías donde disfrutar de un verdadero café.

Tomar un café en el centro de Madrid

En esta guía te mostraremos los cafés y cafeterías más históricos, acogedores y deliciosos de Madrid, para que tengas una experiencia única.

Diurno

Esta cafetería de Chueca es perfecta para tomarse un desayuno, el almuerzo o un aperitivo en la tarde. Diurno ofrece una amplia variedad de sopas, ensaladas, sándwiches y pasteles, junto con una fantástica taza de café. Acompaña tu taza de café con un bocadillo de jamón ibérico con tomate o un trozo de tarta de zanahoria.

Café Gijón

El café Gijón, o gran café Gijón, es uno de los cafés más históricos y culturalmente significativos de Madrid. Fundado en la década de 1880, fue un lugar de encuentro para artistas, escritores e intelectuales, reprimidos bajo el régimen dictatorial de Francisco Franco. Hoy en día, el Café Gijón ocupa un lugar privilegiado frente a la Biblioteca Nacional.

La Bicicleta

Este punto de encuentro de Malasaña tiene algo para todos. Siempre animado, La Bicicleta ofrece delicias orgánicas y caseras, incluyendo café artesanal y las opciones veganas. Está situado en una encantadora plaza a un tiro de piedra de la Gran Vía, por lo que es el lugar perfecto para recargar energía o trabajar. Es uno de los mejores lugares para parar a tomar café.

Café Manuela

Café Manuela

Sirven una amplia variedad de aperitivos y tapas junto con un buen café y pasteles. También sorprende la cantidad de juegos de mesa que ponen a disposición de los clientes. Ocasionalmente hay música en vivo, lo cual es perfecto para pasar una tarde o una noche. Más información en su ficha de Tripadvisor.

Café Delic

Para saborear el lado bohemio de Madrid, hay que ir al café Delic, uno de los muchos lugares increíbles que vale la pena probar en la Latina. Este lugar tiene una decoración recogida de todos los viajes por el mundo de los propietarios. Asegúrate de probar el hummus y los pasteles creativos.

La Libre

La Libre forma parte de una nueva generación de cafeterías-librerías. Decorado con un agradable estilo de los años sesenta, el café sirve una amplia gama de tés, cafés, aperitivos y pasteles, y se enorgullece de su ambiente plácido y acogedor.

La Fugitiva

Trae tu novela favorita o escoge una de la estantería y acomódate para pasar una tarde relajante entre los intelectuales de la ciudad, incluso puedes unirte a un club de lectura.

Como plus añadido, La Fugitiva está situado justo al lado del mercado de Antón Martín, uno de los mejores mercados de todo Madrid, y un gran lugar para llenar la tripa con mucho más que café y pasteles.

Si te gustan este tipo de artículos, hace unas semanas comentamos las mejores cafeterías de Amsterdam y de Bilbao.